sábado, 29 de diciembre de 2007

Vacío color de rata

Pie de foto: La A-67 a tientas.
Foto: Soledad.

El cielo no existe, los caminos, los árboles, las casas, tampoco; el gris lo invade todo; estoy en tierra de nadie, en la nada. La niebla me rodea, me aísla, parece como si me ayudara a no tener que pensar en las penitencias a las que vuelvo después de tres días de escapada. Al mismo tiempo que la flecha de luz de los faros del coche, con su punta afilada, me va abriendo camino rasgando la niebla en jirones, los lobos con alzacuello y piel de cordero místico aúllan desde sus púlpitos callejeros a una concentración de ovejas con pieles de visón y laca de derechas, de toda la vida, en el pelo; mas abajo, atravesando el suelo, en el anden del metro, un salvaje de cerebro rapado patea la cara morena del exilio; la violencia, con gorra de película yanqui, se pavonea luciendo su cola de bates de béisbol; y la rutina atesta los andenes, encadenada a los pies de los que todos los días duermen su cansancio apoyando la cabeza en las paredes de los vagones decorados con trayectos de frustración. El tren que hace el trayecto de la línea de coca se ha parado y no puede salir del túnel; las agujas de las jeringuillas ensartan guiñapos como si fueran mariposas. Pero todo se desdibuja en mi mente y se convierte en siluetas sugeridas por la niebla. Los aburridos soliloquios de los políticos con su propio ombligo, son ecos lejanos, que acompañan a los de los periodistas mercenarios, que también convierten a sus ombligos, de grandes bolsillos insaciables, en estrellas de tertulia radiofónica y que, en la estepa difuminada en gris de carboncillo, a ciento veinte kilómetros por hora y dos puntos rojos delante como única referencia, pierden la señal, dejando solo en mi cerebro el siseo lejano de las lenguas viperinas.
Escudriño tenso el vacío color de rata y me imagino la proa de un barco fantasma que de repente surge, melancólica, encallada en el asfalto. Pero solo lo imagino y mis manos, agarradas al volante, se relajan . Entre tanto la niebla a mi alrededor se cierra, se hace mas impenetrable y convierte en jirones mis propios fantasmas.

lunes, 24 de diciembre de 2007

El mecanismo de las olas

Pie de foto: Marejada este Otoño en Llanes, Asturias. Foto: Tuxi (http://llanesnet.com/)
Me gusta caminar por la línea de alambre del horizonte como un funanbulista. Observar, como un voyeur, a las nubes bajas copulando con la mar esmeralda y escuchar el eco de sus gemidos rebotando sobre las paredes nacaradas de las caracolas. El desembarco de las olas en la playa deja restos de ocle agonizante y las rocas, acostumbradas, ni se inmutan; los restos de espuma germinan de sal la arena suave, y algún palo esquelético, arrastrado por la marea, besa la tierra firme como un naufrago.
A mi espalda , el monte entorna los ojos para ver el atardecer que tiñe de cobre el mar y yo, diminuto, me balanceo en el alambre.

viernes, 21 de diciembre de 2007

Canon el Bárbaro

B.B.King, Springsteen, Beatles, Dylan, Van Morrison, Neil Young, Led Zeppelin, Rolling Stones, Rem, Serrat, Luz Casal, Koko Taylor, Taj Mahal, Camarón, Tete Montoliu, Metallica, Pat Metheny, Jackson Browne, James Taylor, Alanis Morissettte, West Montgomery, Sabina, Ben Harper, Ramones, Otis Reading, Norah Jones, Yo-Yo Ma, Nirvana, Sonny Rollins, Radio Head, John Coltrane, Antonio Vega, Mile Davis, The Doors, Charlie Haden, Lou Red, Ry Cooder, Vinicius de Moraes, Michel Camilo, Muddy Waters, Sting, Tangerine Dream, Eric Clapton, Johny Cash, St. Germain, Ismael Lo, U2, Fito, The Cure, Jimi Hendrix…son autores de creaciones que merecen ser valoradas... pero, igual que me niego a colaborar con mis impuestos directos al sostenimiento de la Iglesia, me niego a contribuir para el sostenimiento de Ramoncín, “El Rey del pollo frito”, con mis impuestos indirectos.

P.S. Este post tiene continuación en los comentarios.

Ilustración: Manel Fontdevila en Público

lunes, 17 de diciembre de 2007

Antes muertos que sencillos

El juez Bermúdez es el último magistrado en apuntarse al gusto por los focos; después del libro escrito por su mujer, de su brillante actuación en el juicio del 11-M solo queda el brillo de su calva fashion, centelleando como el de una lentejuela. Por supuesto sus corporativos colegas de la Inspección del Consejo General del Poder Judicial no ven nada sancionable en el hecho de que, en dicho libro, se vulneren los derechos a la intimidad mas elementales de los familiares de las víctimas. En el fondo, a los miembros del Consejo les pasa que se mueren por imprimir también las palmas de sus “justas” manos, a cualquier precio, en el cemento fresco del paseo de la fama.
Dicen que Moisés, en realidad, del monte bajaba tres tablas de la ley, pero que tropezó, una se le cayó al suelo y se le rompió; para salir del apuro, a sus acólitos les dijo que Dios solo le había entregado dos.

Así ha sido siempre la Justicia: un cachondeo.

Ilustración: Gallego & Rey en El Mundo

jueves, 6 de diciembre de 2007

La voz del río

Nos largamos de clase
Teníamos que escapar de aquellos idiotas
Habíamos aprendido más con un disco de tres minutos
Nena, que con todo lo que nos enseñaban en la escuela...
Bruce Springsteen.
(No surrender, Born in the U.S.A 1984)



Mientras a miles de kilómetros ideológicos de distancia, las espuelas de las botas de cowboy de su enemigo dejan dos cicatrices encima de la mesa del “despacho oval”, aquí, en el escenario, sus dedos se deslizan por el mástil de la guitarra dejando rastros de grasa de Cadillac en los acordes de Radio nowhere , el primer sencillo de su último trabajo Majic.
Springsteen es un chopo frondoso, que cambió las riveras de The river por el escenario para echar raíces; ha empezado su otoño, de sus ramas empiezan a caer las hojas ocres; ya no es el mismo y la E Street Band tampoco, achaques varios han atrofiado un poco a la banda, en el concierto de Madrid hubo notas desafinadas y entradas a destiempo; el “Jefe” no corre y salta como antes, incluso parece como si a su inquebrantable sentido del humor también le empezaran a pesar los cincuenta y ocho; o será tal vez que las agujas de su reloj se han cansado de haber nacido para correr sobre "un tiempo donde las mentiras son la verdad, y la verdad es mentira", según dijo Springsteen en castellano, con los primeros acordes de Magic susurrando de fondo acariciados por una mandolina.

Magic (Tema a tema)

Radio nowhere. Tema guitarrero made in Bruce que no sorprende, pero con la potencia suficiente para hacernos permanecer expectantes.
You´ll be comin´down. Bueno… a ver la siguiente.
Livin´in the future. Ummm…¿A que me suena?.
Worst enemy. Me la creo, sigo expectante.
Gipsy biker. La banda sonora de los susurros de Brando en Apocalypse Now.
Girls in their summer ciothes. "The Boss" nos quiere de una manera inocente y es imposible no abrazarle.

I´ll work for your love. Una dedo de la armónica deslizándose suavemente por la espalda del piano que nos arrulla.
Magic. El fantasma de Tom Joad vuelve a materializarse y con ruidos de cadenas.
Last to die. ¡NO A LA GUERRA!. Bush odia estas canciones, a nosotros nos ponen las pilas.
Long walk home. Springsteen vuelve a enseñarnos sus álbunes de fotos familiares.
Devil´s arcade. Épica en vena.
Terry´s song. Esquela musical. Los amigos de Bruce son nuestros amigos.

En resumen, el río todavía serpentea sinuoso arrastrando canciones; al irregular crespón de luto del 11-S The Rising le sucede un álbum sincero: Devils & Dust, un derroche de folk intimo que conmueve la entraña y que ha dado paso a este último, por ahora, Magic que nos suena a eco rebobinado.
Bush por fin se larga, pero sus espuelas también dejan cicatrices en los costados del gran jefe “White Horse”.


Ilustración: Jasper Jhons, Three flags (1958)

sábado, 1 de diciembre de 2007

Agudeza visual

¿Alguien le ha visto alguna vez los dientes a Rajoy?, ¿habrá perdido, también, su dentadura postiza?

domingo, 25 de noviembre de 2007

El público

Según un miembro del partido laborista británico experto en demoscopias, “la política juega en un estadio vacío, en el que los espectadores se han ido, lo que favorece a la derecha”.
Al público que paga su entrada, sensible al juego de balón controlado y de aperturas, nunca le han gustado las filas prietas de cinco defensas metidos en su área, pendientes solo de destruir juego; frente al catenaccio cerril quiere imaginación, orden en la defensa, desmarques, buen regate y olfato de gol. Ahora el público, con el poco juego y el tanteo a favor de su equipo tan escaso, se esta volviendo indiferente: durante el partido, mirando continuamente su reloj, se consuela comiendo pipas; melancólico, añora los pases mágicos de jugadores como Zidane, que levantaba la cabeza y de un solo vistazo, como de halcón, adivinaba el desmarque y, con un toque preciso y elegante, de minué francés, ponía el balón justo a los pies del delantero, que ya únicamente tenia que empujarlo con puntería, al fondo de las mallas; no quiere acordarse de aquel Zinedine expulsado por darle un cabezazo cutre, de macho cabrio, a un defensa italiano provocador y marrullero, en un encuentro de máxima trascendencia. Partido a partido las gradas se van desnudando; el público, apático, esta dejando de ocupar sus asientos rojos de plástico y si un Zidane no lo remedia, el equipo del catenaccio cerril puede atacar con el brazo derecho levantado y, como asegura el experto ingles, llevarse el partido gracias a un gol metido con la mano.


Publicado en la sección "En huerto ajeno" de Público el 25.11.2007

viernes, 16 de noviembre de 2007

La benefactora sonrisa de grafito

Pie de foto: Miguel Barden, Julio Rey, Francisco Ibáñez y José Gallego en la celebración de los 50 años de Mortadelo y Filemón el 14.11.2007
Foto: Quique Fidalgo
El otro día en la fiesta homenaje a Francisco Ibañez, por el primer medio siglo de Mortadelo y Filemón, cuando nos toco hablar a Gallego y a mi propuse que, con los tiempos que corren de mal royo, crispación y vómitos verbales, al creador de la 13 Rue del Percebe tendrían que darle el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia por conseguir que, a pesar de todo, gracias a él seamos siendo capaces de sonreír. Si no se lo dan, y no se lo van a dar, podremos confirmar que todos los miembros del jurado son unos auténticos percebes.
P.S. Estoy totalmente de acuerdo con eso que todos vosotros estáis pensando de la sentencia de El Jueves, y no os hacéis idea de lo que vuestro apoyo y solidaridad nos ayudan en la revista.
Gracias.

sábado, 10 de noviembre de 2007

¿Tiene Aznar la "ppitopausia"?

¿Se ha dejado melena, se machaca a toppe y a conseguido tener un abdomen tippo “tableta de chocolate”, adorna sus muñecas con un sinfín de ppulseritas ppara pparecer mas joven?. Ya entrado en la cincuentena se resiste a ser transpparente: a los ojos de las becarias, de las secretarias y de las “macizas” de la formula uno, aunque las ppague su amigo Flavio Briatore; incluso a que, cuando silbe, sus pperros falderos ya no muevan la cola, si acaso solo alguna jefa de gabinete.
Ppor eso no ppara de llamar la atención, es un coyote con compplejo de correcaminos que va a lo Forrest Gumpp de las montañas lejanas a los appartados desiertos, ppero que en realidad es un ppinocho naufrago en el islote del 11-M, interppretando pparanoicos soliloquios con un balón desinflado al que le ha ppintado la cara de Acebes.
Estuvo hace unos días en la COPPE promocionando su último manual de una correcta applicación de la gomina ppara los ppijos cachorros ppepperos, y sugerirnos que le gustaría tenerla tan “hipperactiva “como “Sarko”, la agenda se entiende.
Y a todo esto ¿Rajoy que oppina?: ejem, ejem...; cof,cof; ¡glupp!; estoooo...; que buen tiempo que hace...; ppuede reppetirme la ppregunta...; ¡hello moto!...; ¡tierra trágame!... Aunque, lo cierto es que el “Gran Timonel” de la opposición bastante tiene con pprotegerse la esppalda, si no le appuñala “La Esppe” lo hace Gallardón y si no Rodrigo Rato; vamos que tiene mas agujeros que el pparque temático de Zapplana y menos confianza en si mismo que una rebanada de ppan Bimbo en una tostadora.

Si el ppalanquero de Bush sigue así, alguien tendría que decirle que necesita ayuda pprofesional, que cualquier tiempo ppasado nunca fue mejor, y sobre todo que las canas en el cerebro no se ppueden teñir aunque las eche al aire.
Ilustración: Gallego & Rey en Interviú

jueves, 8 de noviembre de 2007

Borbon street

Ilustración: Gallego & Rey en El Mundo

domingo, 4 de noviembre de 2007

Algo personal


Ángel Acebes

José Maria Aznar
Eduardo Zaplana
Federico Jiménez Losantos
Rouco Varela
Esperanza Aguirre
Ana Botella
El Sargento Peter
La Presidenta del club de los Corazones Millonarios
Luis Maria Anson
José Alcaraz (AVT)
Jaime Peñafiel
Gloria Lomana (Jefa de informativos de A3)
Los “Pantojos”
Pió Moa
Isabel San Sebastián
Carlos García-Calvo
Cayetana Álvarez de Toledo(Jefa de Gabinete de Acebes)
El Príncipe de Asturias
La Princesa de Asturias
Cesar Vidal
Mariano Rajoy
Magdalena Álvarez (Ministra de Fomento)
Pepiño Blanco
David Delfín
Juan José Ibarretxe
Ramoncín
Cayetano Martínez de Irujo
Ana Obregón
Luis Aragonés
Benedicto XVI
José Luis Moreno
Los Franco
Shin-Chan (dibujo animado)
Sergi Xavier Martín (el racista del metro)

...Y los asesinos; los terroristas y su entorno; los maltratadores; los pederastas; los violadores; los negreros de las pateras; los banqueros vampiros; las ONG estraperlistas; los“tertulianos” mercenarios; los capataces mediocres del poder; los “famosos” de silicona cerebral; los Obispos y Cardenales de anillos de oro; el ombligo de los escritores y periodistas; los malos pintores y los falsos poetas... Entre estos tipos y yo hay algo personal.

viernes, 2 de noviembre de 2007

La sentencia

Ilustración: Gallego & Rey en El Mundo

sábado, 27 de octubre de 2007

Do (continuación)

... Lo intento una y otra vez, pero la nota se me escapa, se escabulle entre mis soplidos, se niega a salir, no quiere abandonar su cueva con estalactitas de pentágrama y darme aunque solo sea una esperanza. Al final, derrotado, me tengo que conformar con acariciar sus grupas de metal, quitarle la boquilla brillante de saliva y arroparle en su estuche de terciopelo, hasta que en la próxima noche de melancolía necesite volver a intentarlo.
No se nada de música ni tengo buen oído pero me dejo arrastrar por ella; la siento palpitar y las venas rojas que se enredan por mi cuerpo como raíces son capaces de vibrar igual que las cuerdas de un contrabajo. Siempre en los momentos de sequía de animo o de ideas, surcados por las grietas del desaliento, he soñado una melodía que pudiera ayudarme a peinar el aire con el dedo y llenar los agujeros de la tristeza; por eso estrujo mi saxo con los dos brazos, como quien se agarra a los restos de su navío con la esperanza de sobrevivir en la tormenta.
Un día tras otro he intentado el milagro, pero mis pulmones siguen siendo incapaces. Aspiro y soplo, aspiro y soplo, aspiro y soplo, aprieto con los dedos ignorantes cualquier llave, aspiro y vuelvo a soplar, pero el sonido me hurta su ronquera, me huye, me sigue dejando solo con el tedio.

Pero no desespero, en cualquier momento, un bufido armónico retumbara entre las cuatro paredes color melocotón de mi mundo y su eco, seco y vivo, me despertara del letargo...
...La nota me asustó, aulló de repente, rebotando de pared a pared hasta apagarse.
El aguijón eléctrico taladró mi brazo por el codo; los tendones de mi muñeca se tensaron hasta quedar pendientes de un solo hilo de cobre abrasado por la corriente, y mis dedos crispados se agarraron a las doradas caderas del saxo como garras. El corazón me latía a toda maquina parecía a punto de estallar.

Y eso es lo que hizo.
Mi compresor dejo de bombear sangre, débil por el vértigo continuo, no pudo resistir el esfuerzo que le exigían mis pulmones y junto al sonido de latón ahogaba un árido lamento.
Al mismo tiempo que afuera, en la calle, la lluvia fina bruñía las aceras, la vida se me iba por la boquilla del saxo y en algún lugar John Coltrane tocaba Central Park West.



BANDA SONORA
Charlie Parker: Bird at The Roost; Charlie Parker on Dial; One night at Birdland; Live at Rockland Palace.
Lester Young: The Aladin sessions; The complete Savoy recordings.
Dexter Gordon: One flight up; More than you know; Sophisticated giant.
Sonny Rollins: Saxophone Colossus; The Bridge; East Broadway run down.
John Coltrane: Blue train; Giant steps; Coltrane Jazz; My Favorite things; Ballads; A love supreme.
Joshua Redman: Timeless tales.
Jorge Pardo: A mi aire; Las cigarras son quizás sordas; 2332; Mira; La Leyenda del tiempo (con Camarón de la Isla).

Ilustración: Alack Sinner, de Muñoz y Sampayo

jueves, 25 de octubre de 2007

VIP

Jackie O., la buena amiga de este blog, en el suyo, Sin noticias de Dior (http://sinnoticiasdedior.blogspot.com), nos remite a una estupenda crónica de Porfirio Rubirosa en la que podemos leer que "en los escaparates de la tienda de Valentino en París se muestran sin rubor trajes de señora de 23000 € y otros complementos al alcance de muy pocos”. ¡Como es el lujo!. También no hace mucho, esta vez en el Waldorf Astoria de Nueva York, se celebro una fiesta en honor de Esther Koplowitz en la que se la iba a conceder el premio “ dirigente empresarial mola-mazo del año” que concede la Cámara de Comercio de España-Estados Unidos, hasta ahí todo normal: ellos se lo guisan y ellos se lo comen. Los precios de los cubiertos oscilaban entre los 700 € de “gallinero” y los 1500 € el mas caro, en la carta del menú supongo que se especificaría que, como escupió Lennon, los comensales para aplaudir podían limitarse a“mover las piedras de tropecientos quilates de sus pulseras”; rumores apuntan a que Donald Trump( el magnate de quien se dice que “ha pagado una fortuna para que los pelos de las orejas le crezcan hacia dentro y le salgan por la cabeza, eso si teñidos una vez fuera”) había llegado a pagar 50.000 dólares para tener el gran privilegio de sentarse junto a la “dirigente empresarial mola-mazo” del año. El caso es que Esther dejo con “dos palmos de narices” a los mas de setecientos invitados, entre los que se encontraba la presidenta de “El Club de los Corazones Millonarios” (no sabemos si llevaba a el “Sargento Peter” colgado del brazo o esta vez iba sola) y al mismísimo Trump, antes mencionado, y, ¡como es el lujo!, nadie le exigió al maitre el libro de reclamaciones . Y yo me pregunto: ¿a los ricos también se les queda cara de gilipoyas?...No creo, si acaso de “gilijoyas”.

Ilustración: Serafín

viernes, 19 de octubre de 2007

AVISO

Esta mañana mi ordenador ha hecho ¡puff!. Estaré unos días K.O.
Lo siento, perdonad las molestias. Abrazos, Julio Rey

jueves, 18 de octubre de 2007

La lección de anatomía

Rembrandt, 1632 y El Roto en El Pais 17-10-2007

sábado, 13 de octubre de 2007

Bandera blanca

bandera.
(De banda).
1. f. Tela de forma comúnmente rectangular, que se asegura por uno de sus lados a un asta o a una driza y se emplea como enseña o señal de una nación, una ciudad o una institución.
2. En manos fanáticas o torticeras: arma de destrucción masiva.

3. En manos de Rajoy: caricatura

Ilustración: Gallego & Rey en El Mundo

Cerebros rapados

Podrían liarse a golpes con las paredes de las casas derrumbadas por el penúltimo ciclón de la miseria; podrían dar un puñetazo en la mesa de los que en España se enriquecen, gracias a ser los mayores suministradores de munición para unas guerras, en las que las primeras víctimas son los niños; podrían haberse comido los nudillos por la rabia, ante la imagen en la pantalla de plasma del televisor, de un soldado birmano, que dispara impasible sobre un fotógrafo pegado al suelo por el miedo, atravesando su cámara hasta volarle el pecho, cumpliendo las ordenes del odio disfrazado de tirano con gorra de plato y galones, sentado en un trono apuntalado por sus exportaciones de gas y que después de comprobar que ha realizado bien su encargo, el soldado sigue su camino arrastrando las chanclas de goma; podrían alzar el puño contra los tiburones que usan tirantes, disparan al cielo con sus chimeneas, hiriéndole de muerte, y cuando sonríen nos enseñan sus colmillos de diamantes, que relucen cuando se les hace la boca agua antes de explotarnos.
PODRÍAN... PODrían... podrían...

Pero no. En lugar de eso, hace unos pocos días, cuando los últimos visitantes abandonan el Museo de Orsay, se cuela la barbarie; borracha y clandestina se pasea por las salas vacías, al pasar por delante de uno de los cuadros se detiene, tambaleándose lo observa, pero como solo le parece “pintura degenerada” lo escupe con la fuerza de sus nudillos y rompe la tela. El puente de Argenteuil, el cuadro, en el que con pinceladas libres y luminosas, Claude Monet pintó los bucles del sol peinados por el río Sena, corre la misma suerte que La Piedad de Miguel Ángel, el Pez de oro de Klee o el pie del David, mutilados por hordas salvajes, enemigas de la esperanza.

Ilustración: Julio Rey/Planet of the apes. 20th Century Fox

martes, 9 de octubre de 2007

domingo, 7 de octubre de 2007

Do


Coltrane murió de una manera fulminante, en un tono bajo, casi en silencio; se había bebido cuarenta años y cuando se fue seguía soñando con África.
También aquel hombre con el lunar de grasa en la corbata, sabía que nunca llegaría a conocer África; tenia cincuenta y dos anillos de tronco de baobab adornando sus dedos, casi cincuenta y tres, pero no había renunciado a materializar una fantasía: quería comprarse un saxofón y que su barriga dorada le regalase un Do, alto y sostenido.
Siempre había imaginado que surfeando sobre el susurro grave de la música podría ser capaz de abstraerse, de cavar un túnel furtivo que pudiera burlar la estricta vigilancia de su cruda realidad, para después sortear, a golpe de balada, el alambre de espino que le separaba de la fantasía.
Por eso va caminando por una calle de acera anaranjada, coloreada por el enorme globo oxidado del atardecer que, poco apoco, se va durmiendo apoyado sobre el skayline lumpen de la ciudad. Busca el escaparate donde le está esperando el deudo de aquel otro instrumento al que tantas veces Trane hizo la respiración boca a boca dándole la vida con aire de sus pulmones nostálgicos de ancestros.
Mientras avanza, su imagen se refleja en los impávidos cristales de otros escaparates que seguro que anhelan parecerse al que encierra su tesoro; también ellos quisieran ser cajas de música traslúcidas y no vulgares catafalcos de objetos sin vida, vitrinas en donde se agazapan artículos de quinta necesidad con rimbombantes nombres de plástico.
El tac tac de los tacones de sus zapatos van marcando el ritmo de sus pensamientos; salen de su cabeza como mensajes metidos en una botella de naufrago y desempolvan su espíritu abotargado por todo un día de rutina.
Por fin, después de una a la izquierda, dos a la derecha y otra a la izquierda, en una calle con casas a las que no llegan los tintes naranjas del crepúsculo, encuentra lo que busca... (Continuara)

Ilustración: Alack Sinner, de Muñoz y Sampayo

jueves, 4 de octubre de 2007

¡Hasta la coronilla!

Dario Fo que, además de un juglar bufo siempre terapeuticamente incorrecto, es premio Nobel de literatura, se acercó a Girona y, al tiempo que paseaba su "insolente" sabiduría con un sombrero negro, volvió a poner el dedo en la llaga a propósito de la quema de fotos de los Reyes y el secuestro de El Jueves: " El Rey tendría que estar contento, al menos se burlan de él, tiene protagonismo".
Un dato: en Estados Unidos, el país mas patriotero del universo, no condena los ataques a símbolos del Estado como la bandera, los considera únicamente una muestra de la libertad de expresión. En Inglaterra, el país mas monárquico del universo, tampoco.
Aquí, en las próximas fiestas de las Fallas, a ver quien es el guapo que hace un ninot del Rey.
Ilustración: Gallego & Rey en El Mundo

domingo, 30 de septiembre de 2007

Toc, toc, toc... ¿Hay alguien ahí?

Preámbulo......Aunque me dedico día tras día a “parir” para un periódico de tirada nacional e inevitablemente siempre se me tiene que “encender la bombilla” antes del “cierre”, tengo que reconocer que no poseo tan alto nivel de ingenio como para inventar un nombre tan ocurrente para este blog: se lo he “cogido prestado” a Woody Allen. En mi descargo puedo decir que lo hago con todo el respeto y admiración por el trabajo de aquel que dijo preferir leer pornografía en Braille o que “no creo en la vida después de la muerte pero por si acaso me he cambiado de ropa interior”y que sencillamente si me lo he apropiado es porque no he encontrado un sinónimo de “flotante” que defina mejor a la amenazante bombilla de Damocles que casi todos los “creadores” tenemos siempre apagada sobre la cabeza.

¡Como envidio a los Genios! ...
...Por ejemplo yo de bebé habría querido ser Javier Marías y que “mi llanto hubiera podido molestar a mi vecino Nabokov”que por lo que pudimos leer el otro día en El País: vivía un piso más abajo en la misma casa que la familia del autor de la trilogía Tu rostro mañana ocupo en el Wellesley College de Massachussets, USA (Babelia 29.09.07). Este suceso, sin duda, decidió su futuro literario. ¿Qué habría pasado si el vecino paciente de Marías hubiese sido el genial compositor Edward Elgar?,¿habría dejado nuestro genio de escribir novelas en tres tomos para dedicarse en cuerpo y alma a las Suites para violonchelo?.
Que importante es el destino.

Los nacionalismos...
... Incluido el español, “son como pedos”, escribió Josep Pla, “sólo le gusta a quien se lo tira". El “Plan Ibarretxe” y la “constructiva” reacción del PP, huelen.

Ensalada...
...Waldorf: manzana pelada y cortada en dados, frutos secos, apio y mayonesa [La interpretación del asesinato (Pág. 89). Jed Rubenfeld. Editorial Anagrama]

Y...
... Mientras, en la calle tres niños se animan a seguir jugando con sus desgastadas tablas de skate ajenos al continuo cara y cruz, en su aterrizaje por el suelo, de las hojas granates de los prunos arrancadas por el aire y de que el cielo se pintarrajea con gruesos trazos de grafito del mismo gris de las tuberías viejas, oscuro como el plomo: está casi a punto de llorar. Realizan piruetas con su tabla en la acera como si lo hicieran sobre el tupé de una ola. Un perro de color zapato gastado se rasca trás la oreja con la pata de atrás, mientras pone cara de miope, después se para, mueve todo su cuerpo de la cabeza al rabo como si le hubieran sentado en una silla eléctrica, nos enseña las encías armadas con dientes amarillos en un bostezo y después olfatea el aire perfumado por el olor a humo fugado de las chimeneas que ejecuta, en cámara lenta, su danza del vientre jaleado por el viento.
El cielo que todo el día ha estado triste, por fin deja que unas pocas lágrimas se arrastren por su mejilla. El tamborileo de los dedos de lluvia me sacude por los hombros, dejo de mirar abstraído mi propio reflejo en el cristal de la ventana y esbozando un suspiro me dejo empapar por las húmedas estrofas de The River.