domingo, 13 de julio de 2008

Nueve

La mirada de ópalo, de cría inocente y acorralada, de uno de los niños supervivientes, nos suplicaba desde la primera pagina de los periódicos el día después de la tragedia. La espuma de las olas, fue el sudario blanco a cuatro columnas de nueve recién nacidos, que sus padres tuvieron que tirar sin vida por la borda de la patera en la que huían del hambre.
Al llegar a la tierra prometida, una de las madres preguntaba entre escalofríos ausentes por su hijo, mientras apretaba con la mano de dedos crispados el chupete que había consolado a su bebe antes de que la inhóspita profundidad de el mar se lo llevara. La esquela de su pequeño compartía pagina impar con el menú de diecinueve platos que los miembros del G-8 degustaron en la ultima cumbre sobre el hambre.
Nadie al día siguiente en el centro de acogida tuvo valor para enseñarla el periódico.

Ilustración: Julio Rey para La bombilla flotante

8 comentarios:

malagon dijo...

cuendo vi el chiste este sábado, no acabé de entender lo del chupete en forma de calavera, ahora tras leer lo que pones, me queda claro, y sólo puedo quitarme el sombrero, no me dejais indiferente nunca con vuestros trabajos, salud Julio

Julio Castelló dijo...

Decir que es brillante es frivolizar con la contradicción humana, con la bajeza de tantos (¿deberíamos incluirnos?, con la insuficiente bondad de muchos...
Y aun así lo es: escalofriante.

královna dijo...

Et jette dans mes yeux pleins de confusion
Des vêtements souillés, des blessures ouvertes,

Guru dijo...

¿Qué pasaría si el mar nos devolviera de golpe todos los cadáveres de los inmigrantes que desde 1993 (se dice pronto) llegan a las islas Canarias?.

¿Sería necesaria una situación tan macabra para que alguien tomara POR FIN las medidas necesarias?.

u minúscula dijo...

julio! un abrazo desde el monasterio..

královna dijo...

Et l'appareil sanglant de la Destruction !

grande dijo...

buuuuuuuuuuuffffffff

u minúscula dijo...

qué inquietante es la foto, y por tanto certera, precisa y preciosa..

qué lindo hoy el saludo mañanero!